El-sitio-de-Castronuño-slider-web

CASTRONUÑO REGRESA A TRAVÉS DEL SIGLO XV A SU MAS RELEVANTE HISTORIA MEDIEVAL

Cada segundo domingo de agosto a las 20:00 horas desde el año 2015, la Plaza de la Iglesia dentro del Parque de La Muela, se convierte en el escenario de la representación teatral histórica “1476, El Sitio de Castronuño”, con la Iglesia Santa María del Castillo (s.XIII), testigo mudo de los hechos que se representan, como telón de fondo de esta dramaturgia de carácter histórico.

En torno a un centenar de vecinos y vecinas del municipio se ponen en la piel de sus antepasados para recrear los hechos acontecidos dentro de las murallas y el castillo con el que contaba Castronuño a finales del siglo XV, durante la guerra civil castellana por la sucesión al trono. Un capítulo quizás poco conocido, pero relevante para la historia de Castilla.

Tras la derrota de las tropas del Rey Alfonso V de Portugal en la Gran Batalla de Toro, el foco de resistencia a los Reyes Católicos se trasladó a Castronuño, plaza defendida por el Alcaide D. Pedro de Avendaño, defensor a ultranza de la causa de la Reina Juana, denominada “La Excelente Señora” por sus partidarios y “La Beltraneja” por sus enemigos.
Avendaño, hombre fuerte de la época que disponía de un poderoso ejército a su cargo, se encastilló en Castronuño y plantó cara a las tropas de los Reyes Católicos poniendo en jaque a Dña. Isabel y D. Fernando y escribiendo un pasaje apasionante del desenlace de la guerra civil castellana.

Castronuño sufrió un asedio que se extendió 11 meses en el tiempo y en el que se vivieron largas y cruentas batallas, negociaciones y traiciones que finalmente desencadenaron en una revuelta vecinal que terminó con el derribo de la fortaleza. Los vecinos de Castronuño que sobrevivieron al asedio, escarmentados de sufrir las consecuencias de la guerra y ante sus anhelos de libertad, derribaron las defensas y los muros del castillo para evitar así que un nuevo señor feudal se hiciera fuerte en la plaza y les sometiera a nuevas tiranías.

La representación “1476, El sitio de Castronuño” recrea este acontecimiento histórico ajustándose con rigor a lo recogido en las crónicas de la época. El desarrollo de los diferentes actos de la recreación atrapan al espectador escena tras escena hasta el sorprendente y sentido desenlace final.

La pasión de las palabras, el ardor de la guerra, el anhelo de paz, así como la intensidad y el romanticismo del relato, sumado a un escenario de gran belleza -el mismo que seis siglos atrás fue testigo de los hechos representados- hacen que “1476, El sitio de Castronuño” sea ya una de las recreaciones históricas de referencia en Castilla y León.