Andorra (Teruel) retorna a sus orígenes en el siglo II a.c. y se convierte en un auténtico poblado íbero.
No te pierdas esta apasionante recreación histórica y ven a disfrutar de teatro, luchas, desfiles, exaltaciones a dioses, bailes y mercados.